La infusión de ajo puede no parecer la bebida más sabrosa que puedas imaginar, pero consumirla puede ser increíblemente beneficiosa para tu salud. El ajo contiene altos niveles de vitaminas A, B y C, así como compuestos sulfúricos, alicina, diversos antioxidante y otros ingredientes activos.

Su utilización se remonta a los antiguos griegos, que lo usaban para fortalecer el cuerpo, mejorar la salud general y al mismo tiempo, proporcionar energía y juventud a las personas.

COMO HACER INFUSIÓN DE AJO

Ingredientes:

  • 4 dientes de ajo.
  • 3 tazas de agua.
  • ½ taza de jugo de limón.
  • 2 cucharadas de miel.

Preparación:

  1. Pelar los dientes de ajo.
  2. Pon en una olla o cazuela el agua y los dientes de ajo.
  3. Lleva el agua con los dientes de ajo a ebullición.
  4. Agrega la miel, el limón y revuelve todo bien.
  5. Colar la infusión en una taza y disfrutar de 1 a 2 veces por día.

PROPIEDADES Y BENEFICIOS DEL AJO

La infusión de ajo tiene un varios beneficios como ayudar con la pérdida de peso, aumentar la inmunidad, calmar el sistema respiratorio, reducir la presión arterial y aumentar la energía entre otros.

  • Aumenta la inmunidad: Esta repleto de compuestos antibacterianos y antimicóticos, como la alicina, la infusión de ajo puede ayudar notablemente a tu sistema inmunológico al proteger contra una amplia gama de patógenos infecciosos, en particular los que se ingieren junto con los alimentos.
  • Regular la presión arterial: Los estudios han relacionado los ingredientes activos del ajo con la presión arterial más baja, y también se ha demostrado que el extracto de ajo reduce los niveles de colesterol en el suero. Esto puede reducir los riesgos de sufrir arteriosclerosis, ataques cardíacos y derrames cerebrales, así como enfermedades coronarias.
  • Mejorar el sistema respiratorio: Si padece tos, resfriado, dolor de garganta o congestión nasal, una taza de infusión de ajo, te ayudará a eliminar la congestión y reducir la inflamación en el tracto respiratorio. También ayuda a acelerar la curación y a eliminar la infección.
  • Pérdida de peso: Esta infusión es capaz de estimular el metabolismo, lo que puede aumentar la quema de grasa pasiva y ayudar en los procesos de pérdida de peso. También suprime parcialmente el apetito.
  • Proporciona energía extra:Beber una infusión de ajo todas las mañanas te proporcionará un gran nivel de energía al inicio del día.

CONTRAINDICACIONES

La gran mayoría de las contraindicaciones se deben al consumo excesivo del ajo pero debemos conocer estos efectos secundarios:

  • Puede dañar el hígado si se consume en exceso.
  • Mal olor corporal y mal aliento.
  • Náuseas, vómitos y acidez estomacal al consumir ajo con el estómago vacío.
  • Diarrea. Es un alimento que forma gases y por lo tanto, puede desencadenar en diarrea.
  • Puede aumentar el riesgo de hemorragia por lo que no es aconsejable si utiliza medicamentos anticoagulantes.
  • Puede causar problemas gástricos.
  • Bajada excesiva de la presión arterial. Si está tomando medicamentos para combatir una presión arterial alta, no consuma infusiones de ajo ya que puede desencadenar en una bajada excesiva de esta.
  • Sudoración excesiva
  • Eczema o erupciones al mantener un contacto prolongado con la piel.
  • En mujeres embarazadas o en lactancia puede inducir el parto, por lo que no es aconsejable el consumo.