El consumo de aloe vera se remonta en la historia a los antiguos faraones egipcios, que la consideraban una planta religiosa y registraron su uso en el antiguo libro de los remedios. Los griegos y los romanos también la usaron e incluso hay referencias a esta planta en las culturas primitivas de la India y China.

Hoy en día podemos encontrar que el aloe vera se puede mezclar con casi cualquier cosa, lociones, bebidas, postres, pasta de dientes,…

Vamos a descubrir como tomar infusiones de aloe vera nos ayudará a restaurar el equilibrio en nuestro cuerpo y cómo puede mejorar nuestra salud.

COMO PREPARAR UNA INFUSIÓN DE ALOE VERA

Puedes comprar polvo preparado de aloe vera o bien hacerte una infusión de aloe vera fresca que siempre será más natural.

Ingredientes:

  • 1 taza de agua
  • Cualquier bolsa de té o infusión al gusto
  • 1 trozo de hoja de aloe vera o bien 1 cucharada de polvo de aloe vera.
  • Miel o cualquier edulcorante al gusto.

Preparación:

  1. Calentar la taza de agua sin llevarla a hervir.
  2. Preparamos al gusto cualquier infusión base (Té verde, rooibos,…)
  3. Añadimos la gelatina de la hoja de aloe vera o la cucharada de polvo de aloe vera.
  4. Endulzamos con el edulcorante que queramos.

PROPIEDADES Y BENEFICIOS DEL ALOE VERA

Incluir infusiones de aloe vera en tu plan nutricional, te ayudará a regenerar tu cuerpo. Los principales beneficios de incluirlo son:

  • Mejora de la digestión: Las propiedades adaptogénicas del aloe vera son beneficiosas para una digestión adecuada. Asegura una mejor absorción de nutrientes y también elimina elementos nocivos a través de la excreción suave. Un proceso digestivo saludable afecta positivamente tus pensamientos y acciones, promoviendo así la salud general. Ayuda con el síndrome del intestino irritable y evita que el estreñimiento, las hemorroides y otras afecciones gastrointestinales dañen su sistema.
  • Mejora tu sistema inmunológico: Las infusiones de aloe vera poseen propiedades desintoxicantes naturales que limpian eficazmente el sistema digestivo y el sistema circulatorio. A medida que el nivel de absorción de nutrientes se acelera, se obtiene una mejor circulación sanguínea. Cando la sangre es rica en oxígeno, automáticamente proporciona nutrientes dentro de las células con mayor eficacia. Estas células sanas aseguran la capacidad de tu cuerpo para evitar infecciones, fortaleciendo así tu sistema inmunológico.
  • Inhibe el crecimiento canceroso: Los polisacáridos del alo evera contienen algunos macrófagos efectivos que producen grandes volúmenes de óxido nítrico, el cual tiene un alto potencial antitumoral. Pero recuerde consultar con su médico antes de incluirlo en su dieta.
  • Ayuda con los efectos secundarios de la radioterapia: Durante un tratamiento contra el cáncer, la radioterapia es inevitable en la mayoría de los casos. Algunos pacientes experimentan efectos secundarios incómodos debido a esta. Ayudarnos con infusiones de aloe vera podremos ayudar a regenerar las quemaduras internas sufridas por la radiación.
  • Reduce el dolor de artritis: El aloe vera se caracteriza por sus increíbles propiedades antiinflamatorias que actúan instantáneamente sobre el dolor y la hinchazón resultantes de la artritis.
  • Ayuda con los problemas menstruales: Ha demostrado ser un excelente estimulante del útero. Nos ayudará durante las menstruaciones dolorosas.
  • Reduce el nivel de azúcar en sangre: Consumirlo tiene efectos beneficiosos sobre la reducción de los niveles de azúcar en sangre.
  • Previene el estrés oxidativo: Es rico en vitaminas como la vitamina B12, B1, B2, B6 y vitamina A, E y C, la niacina y el ácido fólico. Estas vitaminas son necesarias para un buen funcionamiento del cuerpo humano. El sistema defensivo del cuerpo se mantiene intacto con la ingesta regular de aloe vera y así lo mantiene alejado del peligroso impacto del estrés oxidativo.
  • Alivia los síntomas del reflujo ácido.
  • Disminuye el colesterol y los triglicéridos: Con el consumo de aloe vera mejoramos automáticamente la calidad de la sangre y por lo tanto, ayuda a equilibrar los otros componentes de la sangre, como el colesterol y la glucosa. De hecho, reduce el colesterol y el contenido total de triglicéridos.
  • Mejora la función cardiovascular: Acelera el suministros de sangre y la purifica al mismo tiempo. Esta sangre acelera la entrega de oxígeno a los órganos del cuerpo, maximizando así su funcionalidad.

CONTRAINDICACIONES

Estos son algunos de los efectos secundarios que pueden provocar el consumo de aloe vera:

  • Diabetes: El aloe vera tiene efectos laxantes, que pueden aumentar las posibilidades de deshidratación o desequilibrio electrolítico en personas diabéticas.
  • Deshidratación: Los efectos laxantes del aloe vera también pueden conducir a la deshidratación.
  • Baja el nivel de azúcar en sangre:  Si sufres de diabetes te desaconsejamos totalmente el consumo de infusiones de aloe vera ya que podría interactuar con los medicamentos que estés tomando.
  • Latidos irregulares del corazón: Según algunos estudios, puede aumentar el riesgo de arritmias o latidos cardíacos irregulares.
  • Insuficiencia renal: El aloe vera puede interactuar con ciertos medicamentos y agravar algunas afecciones, siendo la enfermedad renal una de ellas.
  • Toxicidad hepática: La ingestión en dosis elevadas de aloe vera, puede provocar inflamación  hepática. Los compuestos bioactivos en el aloe vera podrían interferir con el proceso de desintoxicación del hígado, causando complicaciones en individuos sensibles.
  • Precaución durante el embarazo y la lactancia: Se desaconseja totalmente el consumo de infusiones de aloe vera si te encuentras en esta etapa de tu vida ya que el aloe vera puede estimular las contracciones uterinas y causar complicaciones.

DONDE COMPRAR ALOE VERA

Puedes comprar plantas de aloe vera en una floristería o incluso en el IKEA que también tienen.

Si prefieres hacerte con los polvos de aloe vera, puedes comprarlos desde aquí.